Una vez que nos convertimos en hijos de Dios, y que comenzamos a aprender más de Él y a ser parte de su Iglesia, necesitamos seguir dando pasos prácticos de fe. Y el segundo paso más importante, después de decidir ser hijos de Dios, es el BAUTISMO

Bautismo (próximamente)

*Recuerda que para dar este importante paso, debes haber terminado tu Pista de Crecimiento. Si deseas más información, acércate a nuestra mesa de informes durante nuestros servicios de domingo.